OTRAS HISTORIAS

viernes, 1 de febrero de 2019

FAMILIA ANTONIO GARCÍA GUIRAO Y DOLORES MARTÍNEZ MONTOYA


El año 1950, la situación económica era irresistible para muchas familias de Caravaca de la Cruz (Murcia). A pesar de haber transcurrido más de una década de la finalización de la guerra civil que había provocado el golpe de estado, que dejó el país totalmente desolado y desmantelado, la subsistencia diaria se hacía cada vez más precaria y ya no digamos el incierto futuro para todos los jóvenes de la época, tanto si eran solteros como casados y padres con hijos pequeños a su cargo.


La familia del primo Fco. Valera, su esposa con su hijo Juanjo Valera en brazos de un vecino el Sr Juan en su casa de la calle Vallés nº 6

Caravaca como otros pueblos importantes de la zona, no habían podido recuperar su ya  de por sí escasa industria, ni el cáñamo, ni el esparto ni el campo garantizaban el empleo suficiente que generara los impuestos necesarios que pudieran dar a su ayuntamiento la capacidad de ayuda a sus ciudadanos más necesitados.

Algunos ayuntamientos de la zona entre ellos Caravaca tuvieron la idea de aprovechar los pocos recursos existentes  en facilitar ayudas económicas a los jóvenes que quisieran emigrar a otros lugares del país. Así fue como muchos, animados por algunos que ya le habían precedido con anterioridad habían aterrizado en Mataró, donde tampoco es que ataran los perros con  longanizas, pero se estaba rehaciendo a mayor ritmo, lo que creaba un buen déficit de mano de obra barata, especialmente en el ramo textil.

Así que Antonio decidió trasladarse a Mataró donde le había precedido su Cuñada Matea, que se estaba construyendo una casa en un terreno que le había comprado a Domingo Biada en la calle Gatassa nº 57, a donde llegó a parar junto a su esposa Dolores Martínez Montoya, y sus tres hijos pequeños Antonio, J.José y Amelia.


Antonio García Guirao

Comenzó a trabajar de inmediato como carretero para la empresa de transportes Vinardell, haciendo portes de toda clase, piedras, arena y materiales de construcción para las muchas obras que se llevaban a cabo en la ciudad, especialmente en las barriadas, donde los fines de semana la actividad constructora era desenfrenada. A él le tocaría unos años después transportar las piedras arena y resto de materiales para la construcción de las nuevas instalaciones parroquiales y finalmente para la iglesia de la nueva parroquia de Mª Auxiliadora.

Parece ser que consiguió el empleo por recomendación de un familiar Blas Martínez, que vivía en la calle Maravillas, que se había convertido en empresario de la construcción y que le trabajó y ayudó a muchos recién llegados, especialmente familiares y paisanos.

Trabajó duro con el carro durante muchos años y finalmente terminó su vida laboral como vigilantes en las cocheras de los Taxis Carreño, un activo y peculiar empresario que vivía en la calle María Auxiliadora, que llegó a tener su propia flota de taxis y autocares.

Antonio falleció el año 2000, a los 82 años después de haber vivido una vida llena de esfuerzos y grandes obstáculos que logró sortear con éxito, para darle a su familia un futuro mejor que el que les ofrecía su tierra natal.


Primera comunión de Antonio García Martínez


Antonio, su prima y Chicote

Su hijo mayor, Antonio, es el más conocido de los tres hermanos en la barriada debido a su trabajo desde muy niño en la Parroquia Mª Auxiliadora. Nada más llegar  comenzó a estudiar en el colegio de la plaza de las Teresas, el Angeleta Ferrer de ahí pasó al colegio de la parroquia que Juan Luis, había puesto en el locasl del Oratorio Festivo Salesiano, que estos habían alquilado de una manera provisional mientras de terminaban las obras del colegio parroquial. Continuó ya en la nueva escuela parroquial en donde estuvo hasta que comenzó a trabajar con 14 años en la Carpintería Grané. Después pasó a ejercer de pintor y acabó en los Estudios Ciudad que era el mejor taller de la Comarca, en el que se pintaban muchos carteles  de tipo comercial que se llevaban a cabo en la época por ser la mejor forma de publicidad de entonces. Llegó de la mano de José Mª Moraleja que trabajaba en dicho taller y que había sido compañero de colegio en la parroquia.

La familia  García-Martínez. Un día en la playa de Mataró el año 1950, recién llegados


La tía Encarnación


El primo Juan José Valera en la discoteca Experience

 Juan José García en Mallorca



Vecino construyendo la casa donde luego abrió el Bar La Serranía


La familia celebrando la primera  comunión 


Día de la Palma. Tío Juan su mujer Encarna Juanjo y unos primos en la puerta de su casa en la calle Vallés nº 6


Vecinos de la calle en una foto de recuerdo.


Primos en el terrado.


La familia de excursión


Grupo de amigos


Haciendo un arroz en la calle Domingo Sabio para celebrar una 1ª Comunión 


Tienda de la calle Gatassa 55.- Dolores Martínes y su hija Amelia 


Antonio García con su nueva tele, con la radio dos elementos necesraios


Día de la Palma


Izquierda a derecha. Vecino Juan, Cruz Montoya, Juana, Anita, Antonia


Durante su estancia en el colegio de Mª Auxiliadora fue uno de los pilares de Juan Luis González "El padre Biscuter". Antonio junto  a los García Chicote, J.Mª Moraleja, los hermanos Culebras y algún otro fueron los colaboradores principales que el párroco eligió como responsables del buen funcionamiento, tanto de los actos religiosos de la parroquia, como de todas las actividades que se fueron poniendo en marcha, fotografía, laboratorio de revelado, ajedrez, cine, teatro, equipo de fútbol emisora de radio, que estuvo funcionando unos pocos años, hasta que tuvo que cerrarse con la puesta en marcha de la frecuencia modulada.

Antonio fue uno de los fundadores del grupo de teatro encuadrado en EPMA, Equipos Parroquiales de Mª Auxiliadora que englogaba todas las actividades de parroquiales. El año 1959 comenzó a ejercer de director teatral poniendo en escena con motivo de la fiesta Mayor de Mª Auxiliadora la obra "El Contrabando", en la que tambíén hacía de actor, así como el artífice de muchos de los decorados, que eran de una exquisita calidad fuera de lo habitual para grupos de aficionados, ya que su experiencia tanto de pintor como de carpintero le vinieron de perilla para desarrollarlos.


Antonio García, Toni Jiménez e Ildefonso Mármol en la obra "El Contrabando"
Fiesta Mayor de Mª Auxiliadora 1959


Antonio revelando fotos en el laboratorio


Antonio ejerciendo sus funciones en una primera Comunión


Cosa que pudimos disfrutar tanto espectadores como actores que tuvimos la suerte de trabajar bajo su dirección, a la par que ha sido actor en numerosas representaciones también tiene el honor de ser unos de los directores que más obras ha dirigido para el grupo.

Posteriormente fue Presidente del grupo de teatro EPMA, escindido del de la parroquia. Durante los tres largos años de su presidencia en la nueva entidad, se llevaron a cabo  proyectos culturales de todo tipo, muy fecundos tanto por su calidad como por su calidad. Baste recordar que bajo su mandato de celebró la primera edición de "Mataró Camina por el Alzheimer" que afortunadamente aunque bajo el patrocinio de nuevas entidades que se han adherido al proyecto, es hoy en día uno de los actos más multitudinarios de la ciudad.

Otro de sus grandes éxitos, a dúo con Carles Maicas  fue la puesta en marcha y dirección del "Hola Federico" que tanto éxito dio a la nueva entidad, éxito que al que había precedido con el "Hola Che" bajo la misma dirección conjunta, en la linea de producir obras de gran calibre que se había marcado bajo su mandato. Debido a esta colaboración de dirección crearon un nuevo grupo teatral "El grupo de teatro Independiente". en el que también llevo a cabo un gran trabajo.

Gran aficionado a la lectura y el teatro continúa hoy en día colaborando con varios grupos de teatro de la ciudad aportando toda su amplia experiencia  y manteniendo su gran pasión por el teatro y la cultura.

viernes, 12 de octubre de 2018

JUAN LUIS GONZALEZ HARO "EL PÁRROCO"


Juan Luis González Haro Nacido en Elorrio (Vizcaya) diócesis de Vitoria, el día 25 de Junio de 1918, hijo de Bernardo González de Torres  y Agustina Haro González.

Después de estudiar el bachillerato decide seguir su vocación y comienza a estudiar para ello. Se traslada a Barcelona donde estará 3 años en los que cursa dos de Filosofía y uno de Teología. Debido a sus extraordinarias notas en éste último curso pasa a estudiar en Salamanca en donde estudia Teología 5 años más, todos los cursos los saldan con la nota de Meritíssimus.

Consigue acumular los siguientes grados académicos: Sagrada Teología Universal en Salamanca. 1944 Bachillerato Cum Laude Probatus. La Licenciatura la aprueba con nota Summa cum Laude Probatus. Finalmente y debido a que ya entonces le gustaba la enseñanza y por si en un futuro podía ejercer de maestro cursa y se saca el Doctorado de Escolaridad.

Órdenes adquiridas: Tonsura en Salamanca año 1941. Título Servitu Diócesis.Menores 1941 Adviento y 1942 Pascua Diaconado 1943 en Ávila, Subdiaconado en 1943 en la parroquia de San José de Mataró y el Presbiterado en Mataró Pentecostés de 1943. Finalmente es ordenado Presbítero en la basílica de Santa Mª de Mataró por el entonces Obispo Dr. Modrego, que luego sería Arzobispo en la Archidiócesis de Barcelona.

Con el Dr. Modrego tuvo una especial relación, ya que se carteaba con él y le explicaba tanto la situación personal en cada momento como el resultado y las notas de todos los estudios que llevaba a cabo.

El 10 de Julio de 1944 es nombrado Coadjutor en la Parroquia de Piera.
El 21 de Agosto de 1946 ejerce de Coadjutor en la Parroquia de Santa Mª del Mar en Barcelona.
El 17 de Julio de 1948 es nombrado Párroco de Puigdalla.
El 3 de Marzo de 1952, regente y de Ecónomo en San Vicente de Montalt.
El 27 de Enero de 1955, es nombrado Ecónomo de la Parroquia de San Juliá de Argentona.
El 10 de Febrero de 1960 pasa a ser Párroco de la nueva Parroquia de Mª Auxiliadora.
El 1 de Octubre de 1973 es finalmente nombrado Ecónomo de San Pedro de las Puellas en BCN
Finalmente muere en Barcelona el 9 de Marzo de 1985.

En 1955 llegó al barrio de Cerdanyola nombrado por su protector el Dr. Modrego para hacerse cargo del proyecto de construcción y puesta en marcha de la nueva Parroquia de María Auxiliadora, cosa que después de arduos trabajos consiguió, aunque no consiguió finalizarla, dejando la Iglesia sin campanario y con unos equipamientos que en poco tiempo quedaron desfasados.

Tuvo algún enfrentamiento con la curia local con la que no llegó a entenderse del todo, pero supo sobreponerse y tirar su encargo para adelante. No solo montó la parroquia sino que logró con ayudas que sacaba de todos los estamentos, dotar a la parroquia de escuela para niños, y una especie de colegio de arte y oficios, donde enseñaba a los niños diferentes oficios para que les pudieran servir para su futuro, fotografía, dibujo, teatro, una emisora de radio que funcionó varios años y que luego con la frecuencia modulada pasó a mejor vida, también daba clases de ajedrez, juego del que era un gran enamorado y no faltó nunca en ninguna fiesta mayor en las que incluso llegó a traer al campeón de España para que jugara simultáneas con los niños que eran su verdadera pasión y removía cielo y tierra para que no les faltara de nada.

A pesar de ser del Opus, no dudó nunca en poner la parroquia a disposición de los movimientos políticos de la época, dejando los salones para reuniones y mitines, exponiéndose a la actuación de los grises que en aquella época no respetaban nada ni a nadie,

Aunque siempre hubo gente que no lo veían con buenos ojos, que terminaron traicionándolo, lo que le costó un grave disgusto, se ganó el respeto de la gran mayoría de los habitantes del barrio, que guardan su recuerdo con mucho respeto y cariño.

Esta enterrado en el cementerio de Mataró, en un nicho donde también se encuentran sus padres, tía y hermana. Este año 2018 se ha cumplido el centenario de su nacimiento con cuyo motivo se le puso una placa en la tumba.


                             

 Nicho nº 9.- Cementerio de los Capuchinos de Mataró.





Hace poco tiempo se le dedicó una plaza en la barriada, después de muchos años en total olvido por parte de las autoridades correspondientes.

Sus padres residieron en Mataró, en la calle Enrique Granados nº 12, donde él vivía con ellos antes de trasladarse a la barriada de Cerdanyola. Allí tenía el centro de recogida de limosnas para la construcción de la parroquia.

jueves, 11 de octubre de 2018

LA PARROQUIA MARIA AUXILIADORA

Desde principio de los años cincuenta, la llegada de emigrantes a Mataró había aumentado ostensiblemente. Cerdanyola había acogido la parte más importante y las necesidades de todo tipo se habían incrementado para sus pobladores. El ayuntamiento aún no se había recuperado de los estragos de la guerra civil y no tenía recursos ni para los de casa, así que prefería ignorar el problema que cada vez era más difícil de afrontar. 

Lo mismo había pasado con la parroquia de San Juan y San José, cuyo párroco Pedro Solá, había llegado en 1948 y se había encontrado con una iglesia destruida durante la guerra, la que con mucho esfuerzo estaba intentando reconstruir al tiempo que tampoco le sobraba un duro para atender las mucha necesidades de sus feligreses, que habían aumentado de forma ostensible al incluirle en su demarcación las zonas de Cerdanyola y Cirera entre otros.

A pesar de que los Salesianos con Don Manuel Serrano al frente, habían asumido la responsabilidad de la barriada, para que al menos los recién llegados pudieran tener en mínimo apoyo espiritual y procuraban que no se deteriorara más la  dura convivencia de sus pobladores, el trabajo era inasumible para todos.

Así que Don Pedro, ayudado por un grupo de sus feligreses pusieron en marcha la idea de construir una pequeña capilla, en la que los Salesianos pudieran echarle una mano y llevarse a cabo las funciones religiosas de primera necesidad. De esta manera se pusieron en contacto con personajes de la barriada que tenían intereses económicos en ella ya que estaban vendiendo terrenos para poder edificar. 

La construcción de la iglesia podría revalorizar sus terrenos, así que contando con su aportación económica se pusieron manos a la obra para poder presentar un proyecto de construcción de una capilla, para su aprobación en la diócesis de Barcelona. Encargaron los planos al arquitecto Sr. Brullet.



Domingo Biada y Sra cedieron los terrenos para la capilla y se puso en marcha el proyecto. Tenían todos tantas ganas de llevarlo a cabo, que incluso en la fiesta del barrio el día 31 de Mayo de 1953, llevaron a cabo el acto de la puesta de la primera piedra. Que llevó a Cabo Don Pedro Solá, como se puede ver en la siguiente foto. Al acto asistieron las autoridades con el alcalde de la ciudad al frente


31 de Mayo de 1953


Estas tres fotos han sido cedidas por el archivo de Santa María del fondo MASMM




El 10 de septiembre de 1953, Don Pedro Solá , presentaba  en el Arzobispado de la diócesis el proyecto para su aprobación.

La contestación no tarda en llegar denegando la petición, por los motivos que constan en el doc. nº 6, pág 6º más arriba insertado. Además de pequeña y fea, el obispado estaba interesado en que fuera una iglesia más grande que pudiera dar paso a la creación de una nueva parroquia independiente de San Juan y San José 

Así que denegado el permiso, se abandona el proyecto y se comienza a trabajar en uno nuevo de más amplitud. Como los terrenos que el Sr. Biada había cedido con anterioridad, se consideraron pequeños se aceptan otros donados por Don Luis G. Tuñí Bordalba. Así y todo el terreno no acababa de ser suficiente ya que el solar de la esquina ya estaba vendido, hubo que negociar con su dueño, que no tuvo más remedio que aceptar el trueque, por otro solar justo enfrente, donde hoy están los futbolines al lado de la farmacia.

Una vez solucionado y aceptado el cambio y viendo el trabajo que ello le suponía Don Pedro Solá solicita y suplica al obispado para que el encargo de la nueva parroquia esté a cargo de otras personas.
El entonces Arzobispo de barcelona el Doctor Modrego, nombra al sacerdote Juan Luis González Haro hasta entonces ecónomo de la parroquia de San Vicente de Montalt, que en esos momentos habría sufrido una gran depresión cuyos motivos no he logrado averiguar y que se encontraba sin destino, para  que sea el encargado de llevar a cabo el nuevo proyecto.

Se da la circunstancia de que Juan Luis era el primer sacerdote que había ordenado el entonces Obispo Modrego, en la Basílica de Santa María de Mataró en 1943.



 A primeros de febrero de 1954, Juan Luis ya como encargado del proyecto de construcción y puesta en marcha de la nueva parroquia, se dirige al obispado informándole de la nueva propuesta de cesión de terrenos y pidiendo permiso para aceptarlos.

Como se puede leer en dicho documento, el donante de los nuevos terrenos solo ponía una condición, que la nueva parroquia debía estar dedicada a Ntra. Sra. de la Merced, que era el nombre de la esposa del nuevo donante. Hubo sus más y sus menos por esta exigencia y estuvo a punto de anclar el nuevo proyecto, ya que los Salesianos que ya habían bautizado varias calles del barrio con nombres de su congregación como San Juan Bosco, Santo Domingo Sabio, Calasanz Márquez y Mª Auxiliadora, no consintieron que se cambiara el que ellos tenían proyectado desde hacía tiempo cuando comenzaron su evangelización con el Oratorio Festivo Salesiano, que tanta importancia tuvo en muchísimos chicos del barrio, en el encontraron por primera vez en sus vidas un lugar de expansión y camaradería disfrutando de cine, deportes y excursiones.

                                                   

En este documento del 8 de febrero, en el que se insta a Don Pedro Solá a dar el visto bueno al nuevo proyecto. En la parte baja del documento la respuesta dando su beneplácito al cambio efectuado y con la oferta del Sr. Biada, ofreciendo sus servicios para sacarle el mayor beneficio a los terrenos que él mismo había donado con anterioridad, cosa que el obispado termino viendo con buenos ojos.


El 27 de enero de 1955, Juan Luis es nombrado ecónomo de la Parroquia de San Julián de Argentona, donde desarrollará su labor durante cinco años, alternando su trabajo con la construcción de la nueva parroquia de Mª Auxiliadora



Mientras se construyeran las aulas para el colegio de la nueva parroquia, el 13 de septiembre de 1955 Juan Luis solicita el apoyo del Obispado para que se negociara con la congregación de los Salesianos la cesión durantes horas lectivas el local del Oratorio Festivo Salesiano, para albergar provisionalmente la escuela de niños de la parroquia.


El Inspector provincial de los salesianos, acepta la cesión del local, con la condición de que solo podía asistir niños (nunca niñas), como figura en el documento y comienza el primer curso del colegio de la parroquia de la mano de Juan Luis ayudado de una maestra que se trajo de Argentona y que le ayudó en dicha labor durante bastantes años.





Su labor en Argentona, las clases en el Oratorio y su labor de buscar ayudas para la construcción por todas partes, le hizo solicitar permiso a sus superiores para poder disponer de un vehículo sencillo que le pudiera facilitar su labor de ahí su petición para comprar un biscuter


Comunicación de los datos del vehículo facilitados al obispado, para la obtención del Biscuter.


Visto bueno del capellán de la parroquia de San Juan y San José, Don Pedro Solá.


15 de Mayo de 1959, petición de otra ayuda al obispado para la continuación de las obras que acababan de sufrir el primer paro, para acoplarse a la cuantía de las donaciones-



Solicitudes y permisos de Hacienda.para poder llevar a cabo una tómbola, con el objetivo de recaudar fondos paras continuar la construcción de la iglesia.




Estadillo de los gastos de la primera etapa enviados al obispado para su información.



10/2/60 Documento de toma de posesión  como párroco de la nueva parroquia de Mª Auxiliadora. Un mes más tarde fueron administrados los primeros sacramentos.

No hay documento en los archivos diocesanos de los primeros sacramentos administrados en la parroquia, estos los he sacado de los libros que existen en la parroquia. La fecha fue el 19 de Marzo  festividad de San José de 1960 y fueron los siguientes: Primer bautizo, Concepción Egea Benítez; la tres primeras bodas  1º Antonio Delgado con Ana Bernabé; 2ª Manuel Codal con Justa Cano; 3ª Santos García con Mª Victoria Torres.







Documento del 23 de Marzo de 1961. Estado de las obras en dicha fecha. Es muy interesante leer entero este documento escrito por el propio Juan Luis dando cuenta detallada al obispado de la situación de parálisis a que estaba sometido, el estado de los diferentes créditos, la imposibilidad de pedir de nuevos, la ralentización de los donativos, los pagos y deudas más urgentes y un presupuesto para terminar de cubrir el techo de la iglesia, con la idea puesta en la Santa Misión que se celebraría en Noviembre en Mataró.



Permisos para establecer una tómbola en la feria de Mayo en Mataró centro, para la recaptación de fondos con el objetivo de cubrir el presupuesto para la terminación del techo de la iglesia.


 Fotos de 1960 con la obra parada por falta de fondos, pertenecen al segundo parón.


Solicitud y permiso para la construcción de la capilla adicional, donde está el sagrario actualmente.


Este documento de 1962 está mal archivado por la fecha, contiene los datos de la puesta de la primera piedra dos años después de que  Don Pedro Solá pusiese la primera del primer proyecto. Esta segunda piedra se colocó el 31 de diciembre de 1955, la misma fecha fecha de la erección de la parroquia y del comienzo de las obras. También contiene dos fotos  con la nave a falta del techo, datadas erróneamente. 


Invitación para el día de la bendición de la nueva parroquia, que habría de celebrarse el día 1 de NOviembre fiesta de todos Los Santos.


Cuestionario de iglesias sin terminar de la diócesis, que ratifica las fechas de alguno de los documentos expuestos con anterioridad.


Solicitud permiso para celebrar misas en un chalet del vecindario de Cirera, que en un principio perteneció a la parroquia de Mª Auxiliadora





Preocupado porque los fieles de la barriada de Cirera pudieran cumplir con el precepto de escuchar misa los domingos y fiestas de guardar y dado que pertenecían a la parroquia de Mª Auxiliadora ya que aún no disponían de iglesia pidió permiso para celebrar misas en un chalet de Cirera. La cosa no estuvo bien vista por parte de algunos curas de otras parroquias que le acusaron veladamente de querer ser el cura de los ricos. Al poco tiempo un tal David lo acusó directamente en el diario de Mataró con un artíulo publicado el 15 de Julio de 1967,acusándole de dárselas de humilde pero ser el cura de los ricos, ya que iba a celebrarle misas en sus chalets. En el mismo diario de Mataró del día 18 de julio, Juan Luis se defendía, explicando sus razonamientos y la falsedad de la acusación.



Hoja parroquial del 14 de Octubre de 1973, en la que Juan Luis comunicaba a sus feligreses su nombramiento como nuevo párroco de San Pedro de los Puellos de Barcelona.

Planos de la iglesia de Mª Auxiliadora.