OTRAS HISTORIAS

martes, 21 de abril de 2020

COORDINADORA DE ENTIDADES DE CERDANYOLA 1977



 La década de los 70, fue una época de reivindicaciones en nuestro barrio, aunque ya hacía varios años que el Ayuntamiento había tenido que coger las riendas y ponerse manos a la obra para hacerle frente y buscar soluciones a los problemas, de un barrio que había pasado en solo unos años de unos cientos de habitantes, a convertirse en el barrio más grande de la ciudad, con más de 25.000 habitantes, en el que los servicios mínimos y los equipamientos o brillaban por su ausencia, o eran insuficientes para todos, no sabemos si por falta de interés, falta de medios o un poco de cada cosa.



El movimiento vecinal hacía  varios años que se había creado y no acababa de consolidarse y aglutinar a todos  los que reclamaban mejoras de todo tipo, así que un grupo acordó formalizar la Asociación de Vecinos de Cerdanyola e intentaron crear vocalías para todo que no funcionaban del todo bién, y cada una gestionaba sus propios problemas como podía, en reuniones de muy larga duración, que a muchos se le terminaban haciendo muy pesadas. Algunos de sus cargos también colaboraban con la parroquia de Mª Auxiliadora, que también por medio del padre Biscuter intentaban arrancar mejoras al ayuntamiento.

Esto último no era muy bien aceptado del todo y formaron el Centro Social, con la intención de disponer de una junta más liberal y así tener una herramienta de más potencia a la hora de negociar con el ayuntamiento. Comenzaron con mucha fuerza y llegaron a contar con un buen número de socios. Para atraer más y buscando los apoyos necesarios, convirtieron un solar que había en lo que hoy es el cruce entre la calle Valencia y la Avda. Ramón Berenguer, en un terreno donde pudiera jugar un equipo de fútbol amateur que habían creado, que los domingos y festivos disputaba sus partidos ante un numeroso público. Adquirieron una gran fuerza, lo que debilitó  bastante a la asociación de vecinos, con la que mantuvieron una cierta rivalidad.

Las diferencias de criterio entres ambas asociaciones, le vino como anillo al dedo al ayuntamiento, ya que como en algunas peticiones coincidían las mismas reivindicaciones les servía para ralentizar las negociaciones con unos y otros.







También había grupos de padres que se organizaban por su cuenta par solucionar el problema de la escolaridad de su hijos. Era este el mayor de los problemas que acuciaba al barrio, cientos de niños no disponían de plaza escolar y correteaban por el barrio mientras sus padres estaban trabajando un montón de horas. Unos cuantos tenían plaza en algún colegio del centro de Mataró y tenían graves problemas de traslado y otros varios cientos, se hacinaban en habitaciones, donde daban clases maestros sin títulos y en algún que otro caso hasta con escasos conocimientos y a precios abusivos.
En Cerdanyola City Today TV, se puede ver el video donde Margarita Colomer, profesora en aquellos años explica con detalle como se luchó por encontrar una solución a un problema tan grave.

El PSUC, se había instalado en la calle Victoria y comienza su andadura en el barriada, que resultó muy positiva para el barrio ya que se trataba de un grupo de trabajadores, unos muy bien preparados y todos ellos con unos ideales a prueba de bomba, con ganas de cambiar la vida de la gente del barrio, cosa que hizo que pronto contaran con una legión de seguidores dispuestos a darle un vuelco a sus vidas y a fe que lo consiguieron.

Tuve el honor de formar parte de la lista de electos de PSUC para las primeras elecciones Municipales que se celebraron el 3 de Abril de 1.979, en las que participé como independiente, pero no me corresponde a mi contar la historia del partido, pero la tenéis a vuestra disposición en Cerdanyola City Today TV en un video  en el que uno de sus primeros activista Luis Fernández la cuenta con todo lujo de detalles.










Fue por entonces cuando en una reunión donde participaban varias de las entidades que ya se habían formalizado en el barrio, un grupo  decidimos ir un poco más allá y juntar todos las fuerzas de nuestras entidades para entre todos poder negociar juntos y con más fuerza las necesidades que una por una se nos antojaba muy difícil se nos atendieran y solucionaran.Así que en octubre de 1977, organizamos una reunión previa a la que invitamos a todas la entidades para explicarles nuestro proyecto. Se celebró el día 9 de Octubre de 1977 a las 21 horas, en el local social de la Casa de Andalucía.



Asistieron, La Asociación de Vecinos, Peña Verdiblanca, Casa de Andalucía, C.D.Turó, Convergencia Democrática de Catalunya, PSUC, U.D.Cerdanyola y la Parroquia de Mª Auxiliadora, se excluyó el Centro Social por no creerlo conveniente para sus intereses según nos manifestó su representante Sr. Segarra, a pesar de ello insistimos en volverlo a invitar a la reunión en la que íbamos a aprobar el reglamento de la Coordinadora, pero no se presentó.
Se explicó a todos la finalidad del proyecto y se acordó darnos un plazo de 24 horas para volver a reunirnos de nuevo, al objeto de  debatirlo con sus respectivas directivas.

Dos día después el 11 de octubre, de nuevo en la Casa de Andalucía nos volvimos a reunir para comenzar a trabajar. Como el proyecto era temporal no se formalizó junta directiva, solamente se nombraron dos secretarios, que serían los encargados de convocar las reuniones y levantar las actas de las reuniones y sus conclusiones. Juan Oliver. de la Casa de Andalucía e Ildefonso Mármol, por parte de la U.D.Cerdanyola.

La siguiente reunión se celebra el día 18 de Octubre en el local de la Peña Verdiblanca, en ella se acuerdan las normas de funcionamiento y la primera lista con las demandas que llevaríamos a la primera reunión con el Ayuntamiento. Se retira de la coordinadora la parroquia de Mª Auxiliadora, y que su consejo parroquial, había estimado que el proyecto era demasiado político.


El 24 de octubre se lleva a cabo la siguiente reunión en el local social de la U.D.Cerdanyola, en la que se firma el reglamento de funcionamiento, por lo que queda constituida la Coordinadora. Una vez puesta en marcha tuvimos una reunión con alcaldía y posteriormente varias más con los diferentes responsables de cada departamento según los problemas a resolver. Dimos un nuevo impulso a la asistencia a las manifestaciones que se convocaban y colaboramos con el colegio El Turó, al que ayudamos a que Hidroeléctrica eliminara de su patio de recreo una torre metálica con cables de alta tensión que era peligroso y nocivo para los niños y con la escuela Bons Amics que se encontraba a punto de desaparecer por un déficit de  dos millones de déficit, que habían acumulado.



Se consiguieron solucionar varios de los problemas de los presentados, y la Peña Verdiblanca que tenía su sede  y se había fundado en el barrio pudo por fín disputar sus encuentros en el campo de fútbol de Cerdanyola y no en el campo de la Llantia donde lo hacían jugar.

A finales de 1978, dimos por acabado nuestro proyectos se disolvió la Coordinadora, dejando que fueran los partidos políticos los que se hicieran cargo de los problemas que quedaban por resolver y para llevarlos en sus programas electorales para las ya cercanas primeras elecciones Municipales de
la democracia que se celebrarían  al fin el dia 3 de Abril de 1979. Los dos partidos de la Coordinadora obtuvieron buenos resultados, especialmente el PSUC, que arrasó en el barrio y sus concejales formaron parte del gobierno de coalición con el PSC, que fué el ganador de las elecciones.











sábado, 23 de noviembre de 2019

FAMILIA CODINACH - CORTINA


Josep Codinach Pedrosa y María Cortina Odriola

Josep, "El Pepet" como le llamaban los amigos y convecinos, nació en los Joanaetos uno de los pequeños núcleos de viviendas que conformaron la Vall d´ en Bas. En las zonas rurales después de finalizada la guerra civil apenas había trabajo y por lo tanto no había futuro para la gente jóven, por los que muchos optaron por emigrar a las zonas industriales, donde el textil daba muchas posibilidades de encontrar trabajo.

El Pepet, acabó en Mataró, donde encontró trabajo en lo que él mejor se manejaba el campo y comenzó a trabajar para el "Cantinero". Este señor que era llamado así porque era el que gestionaba la cantina del cuartel de infantería que existía en la que hoy conocemos como la Avda. Recoder, poseía unos terrenos al lado de los Salesianos, que llegaban hasta la calle Mayor y de los que se hizo cargo el Pepet. Más tarde aprendió jardinería y hacía trabajo para las torres que existían en ésta zona, que era la de mayor densidad de fincas construidas para vivienda o para recreo-
                                        

El matrimonio el día de la boda de su hijo Vicent

Conoció por entonces a María, una chica natural de Arbucias, que también había llegado a Mataró en busca de un futuro mejor que el que le esperaba en las Guillerías. A María la llamaban "La Petita" por su estatura, aunque tenía un corazón y una fuerza que no le cabía en el cuerpo. Se casaron y tuvieron cuatro hijos, La Pepita, el Joan, la Emilia y el Vicent, los tres primeros ya fallecidos


Vivieron un tiempo en el centro de Mataró, hasta que se compraron un terreno en la calle Creu d´Fins y se edificaron la casa donde vivieron hasta su muerte, hoy en día propiedad del menor de los hijos el Vicent, que ha sido durante años el presidente y Hermano Mayor de la cofradía "La Verónica" del Colegio Salesianos
                                  

El matrimonio de visita a "Can Barrinas" una casa de descanso en el Montseny


El "Pepet", con sus dos nietos José María y Jordi a principio de la década de los 70 en el patio de su casa en el que siempre tenía flores de varias clases que le gustaba cuidar además de como entonces era costumbre plantó su limonero y un palo santo que da unos frutos exquisitos que compartía con sus vecinos y conocidos-


Josep, asando castañas para sus nietos en una excursión a la montaña, donde le agradaba llevarlos para inculcarles el amor por la naturaleza, para él una de las cosas más importantes de la vida, lo que hoy llamaríamos un ecologista de pro.

Fueron un matrimonio ejemplar, amigo de sus vecinos y muy queridos por todos cuantos tuvimos la suerte de compartir años con ellos. Sin haber nacido en Mataró, aportaron el esfuerzo de sus vidas, para dejarnos un barrio más grande y habitable.

jueves, 17 de octubre de 2019

FAMILIA RODON - CATALAN


1963 Joaquina Catalan Pallas

Salvador Rodon Llibre, nació el 1940, en la casa de su abuelo, que fue de las casas de pagés de nuestro barrio que desaparecieron más tarde. Era la última casa saliendo de Cerdanyola camino de Argentona a mano izquierda, enfrente del edificio del D´Ara lo que hoy conocemos como el Sorrall. Una gran casa de campo y granja de cerdos, la última que funcionó hasta su desaparición.

El 18 de Abril de 1964, en Argentona, contrae matrimonio con Joaquina Catalan Pallas, natural de Mataró. Con la que tuvo dos hijos, Salvador y Jordi.

En 1962, compran la casa de la calle Mª. Auxiliadora nº 54; se da la circunstancia que el bajo de esta casa había sido construida con sus propias manos por una mujer llamada Teresa Rodon, que a pesar del apellido no era familiar de Salvador

En 1963, abren un pequeña tienda de comestibles, que luego en 1965 acaba convirtiéndose en una charcutería, que desde entonces ofrece sus buenos productos hasta el día de hoy.


                                                               Salvador y Joaquina

El abuelo de Salvador, mantuvo una buena relación con el Padre Biscuter y solían visitarse mutuamente con bastante frecuencia,

Son por tanto una de las familias pioneras del barrio, ya que la casa en que nació Salvador pertenecía y había sido mandada construir por su abuelo a principios de 1911, cuando en la zona además de casas de pagés, habían casas de segunda residencia y terrenos de cultivo, que poseían familias pudientes de Mataró, unos como huertos y otros como residencia de verano, además de los famosos Chalets Carreras, cuya parada de tranvía dió lugar a que al principio la zona se denominara de esa modo,

Luego en los años 50 comenzó la llegada masiva de emigrantes que fue en aumento hasta casi finales de los sesenta, el barrio se consolidó y desarrolló de una manera espectacular, hasta convertirse en lo que es hoy en día: Cerdanyola el barrio más grande de la ciudad.

domingo, 14 de julio de 2019

FAMILIA GUZMÁN - CASTILLO


Año 1.959.- Jossé Guzmán López. Patriarca de la familia

La familia Guzmán-Castillo, llegaron a Cerdanyola el año 1955 procedían de una familia numerosa, y posteriormente durante los dos años siguientes llegaron el resto, ya que en la medida que se iban asentando arrastraban con ellos a otros familiares. Era la forma de ayudarse entre familias como era lo habitual en aquellos tiempos y como podemos ver sigue igual con el paso del tiempo y la nuevas ornadas de emigrantes. José Guzmán y su hijo mayor Antonio fueron los primeros en arribar a Mataró.

José era natural de Coín y estaba casado con Carmen Castillo era de Guaros. Una vez casados se fueron a vivir a Alahurín de la Torre desde donde finalmente se trasladaron a Mataró. Tenían 7 hijos, Cristobal, Antonio, María, Lola, Rafalito, Cármen y José. Compraron un solar y se construyeron la casa familiar en la calle Vitoria, 109.

El abuelo José era un un hombre de campo emprendedor y basándose en sus conocimientos se hizo con un rebaño de cabras, que él mismo llevaba a pastorar y ordeñaba personalmente ayudado por los hijos mayores y su esposa la Sra. Carmen la cabrera, como la llamábamos todo el barrio, ya que era ella la que se ocupaba de vender la leche entre los vecinos de la zona. Era una Malagueña de raza y un apoyo enorme para toda su familia mientra su cuerpo le hizo sombra.



Eta es una foto familiar hecha en la casa familiar, con los nuevos vástagos que se iban añadiendo


La familia era tan numerosa que siempre se estaban celebrando bautizos, cumpleaños y comuniones


Esta foto es el año 1959, parte de la familia en la feria de la Fiesta Mayor de Cerdanyola


La Sra. Carmen celebrando el cumpleaños de uno de sus nietos 


Uno de los bautizos familiares


Bautizo en la parroquia de Mª Auxiliadora año 1962


Cumpleaños de su nieto Antonio


Juan Solis y Lola Guzmán, con sus hijos Antonio y Salvador

Dice el refrán que de tal palo tal astilla. Lola heredó de sus padres el espíritu emprendedor y echándole el valor que había que echarle en la época, montó una pescadería en el bajo de su casa en la calle San Juan Bosco, 86 y pasó a ser conocida por Lola la pescadera. Su marido un hombre aparentemente serio, era el encargado de pegarse los madrugones para estar de los primeros en Aenys de Mar, Blanes o Palamós y que no faltara el mejor pescado de la costa catalana para sus clientes. Posteriormente tanto sus dos hijos Antonio y Salvador y su hermana Cármen fueron continuadores de la saga de las Pescadería Solis.

A nivel personal, tuve la suerte de tratar con la familia, ya que mi novia Bienvenida tenía la peluquería en la calle Almogávares, justo al lado de la casa de los Guzmán y nunca faltaba el buen pescado para poder disfrutar de buenas paellas.


jueves, 4 de julio de 2019

CARMEN FERNÁNDEZ



Esta es una de las muchas historias de Cerdanyola, de las que sólo contamos con la buena voluntad de las personas que nos facilitaron las fotos para dejar constancia de la forma de disfrutar la vida en los años sesenta y primeros de los setenta, una época en la que las ilusiones privaban sobre todo lo demás.

Carmen vivió en la calle Angel Guimerá, cerca del Pasaje Marés, tenía su grupo de amigas, casi todas de Cerdanyola, algunas vecinas de calle, con las que compartía su diversión.

 El año 1965, un grupo de jóvenes de Mataró centro, fundaron un club, desde el que canalizar su forma de divertirse, primero organizaron carreras de tortugas y poeteriormente, organizaron grandes bailes a los que íbamos a divertirnos muchos jóvenes de las entonces incipientes barriadas en construcción.

El éxito de este club, fué espectacular y llegaron a organizar grandes eventos. Carmen y su grupo de amighas pertenecían y colaboraban con el club, parece ser que una de las chicas del grupo era novia de uno de los componentes de la junta directiva, puede que así sea, pero no he podido comprobarlo, ya que he perdido de vista a <Carmen Rodríguez, aunque no pierda la esperanza de dar con ella y poder explicar más a fondo la historia de este grupo de chicas que me hicieron llegar las fotos que publicamos.



Carmen y sus amigas un domingo cualquiera


Carmen el día de su primera comunión


Con su padre en la puerta de casa


Con la moto de su padre


Arregladas para divertirse


En la puerta de casa unos años más adelante


Recuerdos del Club Tortuga


En una de sus fiestas


El trofeo de una de las tortugas ganadoras


Reparto de trofeos

sábado, 11 de mayo de 2019

FAMILIA DE RAFAEL MATEU


El padre Biscuter bautizando a Esperanza, hija de Rafael


Esta familia es una de las que ya hacía años que vivían alrededor de la montaña de la Cruz mucho antes de que comenzaran a llegar los emigrantes a lo que luego sería el barrio de Cerdanyola. Poseían unas unas viñas al pié de la montaña y tenían una casa en la calle del Mar.


Rafael con su hijo Ferrán y sus perros de caza paseando por las viñas



Con sus dos hijos en la viña


Ferrán encima de un cerezo florido


El Ferrán y la Esperanza


                                                     

 Angeleta Martínez con su hijo en su casa de la calle del Mar


El Ferrán jugando con los perros en el patio de la casa


Rafael y su cuñado entrenando a los perros por Can Bruguera



Años 60.- Componentes de la Sociedad de Cazadores de Snat Llop de Dosrrius
después de finalizar la cacería.



1970.- Comida de los componentes de la directiva de la Sociedad



Los primos un domingo cualquiera en la montaña de la Crruz



1955 Masía Múgica en la Carretera de Mata en plena faeena

                                     

Almacenado la paja



A la vuelta del trabajo


Preparando la carga


Cargando el carro.

Rafael fue un gran aficionado a la caza junto con su cuñado pertenecían a la Sociedad de Cazadores de Sant Llop. Llegó a ser de la junta directiva durante varios años.